Resultados Distribuibles y el mantenimiento del valor económico de las empresas

Al final de cada ejercicio un asunto que surge en las discusiones entre socios e inversores de las Empresas, que requiere especial atención de los usuarios de la información contable es la definición de los resultados a disposición de la asamblea, importante también para el éxito y continuidad de las empresas.

Aquí abordamos sobre una metodología basada en la teoría desarrollada por Edgar O.

Edward y Philip W. Bell sobre el resultado económico y cómo esta teoría puede aplicarse en términos de registros y demostraciones contables, pudiendo ser utilizada por las empresas para definir el valor a distribuir de sus respectivos los beneficios sin destruir su valor, en el enfoque de la administración financiera, según Van Horne “El objetivo de una compañía debe ser la creación de valor para sus accionistas”.

Tudo sobre a LGPD - Lei de proteção aos Dados do Brasil
Tudo sobre a LGPD - Lei de proteção aos Dados do Brasil

En general, dentro de una visión estrictamente financiera, el principal objetivo de una empresa es la maximización de la riqueza de su socio. En la búsqueda de la maximización de esta riqueza, están involucrados parámetros amplios, como la política de distribución de beneficios y la búsqueda de una estructura de capital ideal. El mantenimiento del capital de una empresa, en la concepción de Szuster (1985: 10), se hace necesaria una distinción en relación con el concepto de capital monetario en dos segmentaciones: “… el concepto de capital financiero, la variación del poder adquisitivo de la moneda, que es coherente con la contabilidad tradicional a costes históricos, y el concepto de capital monetario corregido en términos del poder adquisitivo general, que ajusta el capital invertido por un índice que pueda medir la variación media de precios ocurrida en el sistema económico “.

El mantenimiento del capital monetario o financiero ocurrirá cuando el valor de la inversión, expresado en unidades monetarias, al final de un período, sea igual o superior al registrado al inicio del período. El concepto de capital físico, “… admite que el patrimonio de la empresa es cuantificado en términos de una capacidad de operación, medida a través del conjunto de bienes necesarios a ésta, medidos a la fecha de la evaluación. Sólo habrá beneficio cuando el patrimonio sea superior al valor de los activos necesarios para asegurar un mismo nivel de actividad “(Szuster, 1985: 11). El mantenimiento del capital físico ocurrirá cuando la capacidad de producción de la empresa, al final de un período, sea igual o superior a la capacidad del inicio del período.

Una empresa, en el horizonte del tiempo, aunque no haya alterado su actividad, debe tener como objetivo el mantenimiento del capital en términos monetarios corregidos. Para la toma de esta decisión, admitiendo que la empresa esté en continuidad y no tenga intención de alejarse de la actividad básica en el momento, el beneficio sólo deberá ser considerado posible de distribución después de haber mantenido su capacidad física.

La metodología trae dificultades prácticas y complejas para su implementación, pero el método desarrollado por Szuster trae contribuciones significativas para la contabilidad y para la administración de las empresas, como la concientización para la necesidad de una correcta medición de los beneficios distribuibles que no ponga en riesgo la continuidad y su salud financiera y la creación de una cuenta contable fundamental para los administradores y también para los socios e inversores y demás interesados ​​en el desempeño de la empresa que es la Demostración del Cálculo del Valor del Beneficio Pasible de Distribución.

, Resultados Distribuibles y el mantenimiento del valor económico de las empresas, Russell Bedford do Brasil

Luciano Gomes dos Santos – Grupo Maciel
Socio Responsable Técnico
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *